comunidades@jdvalls.com
93 762 69 99 / 93 762 61 00 (Fax)

Inquilinos Morosos: Documentación y Pasos para la Reclamación de Impagos de Cuotas Comunidad de Propietarios en Cataluña

Cuando se debe abordar una una reclamación de impagos (cobro de deuda inquilinos morosos), la documentación que se debe presentar se suele convertir en un auténtico quebradero de cabeza, a veces inabordable, para muchos miembros de una comunidad de vecinos. Es común toparse con usuarios que no saben cómo proceder ante inquilinos morosos. Ante impagos de cuotas comunidad de propietarios en Cataluña.

Convivir con inquilinos morosos supedita las cuentas anuales de toda comunidad de propietarios. A continuación, y con el propósito de garantizar el éxito en las reclamaciones judiciales interpuestas contra este tipo de copropietario moroso, exponemos la documentación exigida por la normativa vigente. Es la siguiente:

Certificado donde conste la deuda y su importe, la manifestación de que la deuda es exigible y que se corresponde con el acta de la Junta de Propietarios aprobando la liquidación de la deuda (Certificado de deuda).

El certificado deberá ser emitido por el secretario de la comunidad de propietarios con el visto bueno del presidente.

Requerimiento de pago (burofax) hecho al deudor, que deberá contener el certificado de deuda (arriba mentado).

En muchas ocasiones, toda ayuda informativa que se presta se queda corta ante la complejidad de determinados asuntos. A fin de orientar al cliente sobre la documentación necesaria, aportamos adjuntos:

Modelo Certificado de deuda.

Modelo burofax.

Modelo Notificación de acuerdos mediante anuncio en tablón de anuncios o lugar visible.

Los procedimientos en este tipo de demandas civiles, y por tanto su documentación, pueden variar según la comunidad autónoma. Esta es la necesaria para afrontar cualquier impago de cuotas comunidad de propietarios en Cataluña.

Fase extrajudicial en el cobro de deuda de inquilinos morosos

Como requisito previo a interponer reclamación judicial de la comunidad de propietarios en el cobro una deuda de algún inquilino moroso frente al copropietario, la legalidad exige llevar a cabo un requerimiento de pago al deudor. Éste se lleva a cabo mediante burofax.

El requerimiento de pago deberá notificarse en el domicilio del demandado, en su defecto, en el propio piso o local, y en último lugar, en el tablón de anuncios de la comunidad de propietarios o lugar visible de uso general habilitado a tal efecto (art. 553-47 Código Civil Catalán).

En caso de no ser posible la notificación al domicilio o piso del demandado, el requerimiento de pago colocado en el tablón de anuncios deberá permanecer durante el plazo de tres días naturales. En caso de permanecer un tiempo inferior, no producirá plenos efectos jurídicos.

El requerimiento de pago deberá contener copia íntegra y literal del certificado de deuda emitido por el secretario de la comunidad de propietarios, obligatorio en el proceso de reclamación de impagos de cuotas comunidad de propietarios en Cataluña.

 

Procedimiento judicial y sus diversas fases en Cataluña

Las fases judiciales sobre las que pivota la reclamación de la deuda contraída por el copropietario deudor en Cataluña, fundamentalmente son dos:

La fase monitorio

Engloba los siguientes trámites:

Interponer demanda requiriendo del pago al copropietario moroso.

El juzgado admite a trámite la demanda interpuesta, y otorga al vecino moroso la posibilidad para pagar voluntariamente la deuda durante el transcurso de 20 días.

No pagada la deuda, el juez dicta sentencia condenando al copropietario deudor a resolver el impago de cuota contraída con la comunidad de propietarios.

Documentación necesaria para poder interponer una reclamación judicial.

Consulte aquí más información sobre reclamaciones judiciales.

 

La fase de ejecución

Engloba los siguientes trámites:

Obtenida sentencia condenatoria, se interpone demanda de ejecución solicitando el embargo inmediato de los bienes y derechos del deudor.

Qué bienes del deudor pueden ser embargados:

  • Saldos favorables en cuentas de cualquier clase, abiertas en entidades de crédito, ahorro o financiación.
  • El embargo de sueldos, pensiones u otras prestaciones periódicas.
  • Los intereses, rentas o frutos de toda clase.
  • El embargo de valores u otros instrumentos financieros.
  • El embargo de bienes muebles y el embargo de bienes inmuebles.

Una vez pagadas voluntariamente o embargadas las cantidades debidas por el copropietario deudor, sin demora alguna las cantidades serán entregadas a la comunidad de propietarios.