comunidades@jdvalls.com
93 762 69 99 / 93 762 61 00 (Fax)

Blog de Comunidad

construcciones sostenibles

Por esto una construcción sostenible es la mejor opción para vuestra comunidad

Una fuente común de conflictos en una comunidad de propietarios es el dinero. Ya sea en forma de derramas o de facturas por los diferentes consumos que se producen, individuales o colectivos. Más relacionado con este segundo concepto, pero no desligado del primero, escuchamos ahora (más bien desde hace algunos pocos años) el concepto de construcción sostenible. Los edificios inteligentes.

Pues hemos de decir que complejos basados en la sostenibilidad son una magnífica solución (no la única) a los cuantiosos gastos individuales y comunitarios que hemos de afrontar, además de reducir significativamente el impacto medio ambiental.

¿Qué hace a la construcción sostenible tan valiosa?

Una vivienda sostenible es sinónimo de inmuebles altamente aislados. A través de un adecuado aislamiento, los hogares españoles son capaces de reducir su consumo energético en un 50%. Hablamos de materiales ecológicos como el PVC, que es el más recomendable para las ventanas por ejemplo. Se retiene el calor y se reduce la contaminación acústica.

ventanas pvc mataró

Además, estas ventanas permiten aprovechar la energía solar al máximo limitando su radiación.

En este sentido, la ubicación física y geográfica del edificio será muy importante a la hora de sacarle provecho a los recursos naturales de su entorno. El ahorro energético de una construcción sostenible en comparación con una convencional, puede alcanzar el 65%.

En cifras, que es lo que le importa al ciudadano, se calcula en más de 2.000€ la cantidad que se dejaría de gastar anualmente una casa con certificado energético A (el máximo) a uno G (el más pobre).

Por tanto, además de mejorar el confort y la calidad de vida, una arquitectura ecológica ayuda a reducir el impacto medio ambiental.

Compromiso europeo 

España y la Unión Europea tienen el compromiso de reducir las emisiones de gases en un 20% para 2020 con respecto a los niveles de 1990. Desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se lleva promoviendo la proliferación de construcciones sostenibles para tratar de luchar contra el cambio climático.

Debemos darnos cuenta de que el consumo eléctrico de los hogares españoles representa el 30% del total del país, y es el principal generador de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Certificados energéticos como garantía 

En busca de una gestión inteligente de la energía y la sostenibilidad, las nuevas edificaciones ya cuentan con certificados energéticos que les otorgan un valor añadido fundamental a ojos de los inquilinos/propietarios/compradores:

  • Certificación BREEAM Vivienda

Representa los conceptos de salud, bienestar, innovación y tecnología. Esta certificación analiza aspectos como la energía, el transporte, el agua, los materiales, la gestión, los residuos, uso del suelo y la ecología, la contaminación y la innovación. Todo el ciclo de vida del edificio.

  • Certificación LEED NEIGHBORHOOD

Busca entornos donde no se tenga que coger el coche, ir andando a trabajo y resto de servicios, zonas verdes donde desarrollar actividades de ocio y la conservación de pantanos y áreas agrícolas. Reducir la huella de carbono.

Dichos certificados impulsan el empleo de energías renovables (ej. Placas solares), la compra de electrodomésticos eficientes (ahorro económico y energético), el reciclaje responsable o el uso de materiales poco contaminantes.

Conclusiones

Las políticas nacionales y europeas sobre la calidad de la edificación están orientadas a la sostenibilidad estructural y energética. Es presente y futuro. Un elemento diferenciador y de garantía para los promotores a la hora de comercializar las nuevas viviendas sostenibles. Además, y más importante, bien saben que los edificios ecológicos aportan valor añadido a la calidad de vida y los bolsillos de los ciudadanos.

Cualquier comunidad de propietarios se debe regir por estos principios, y cada propietario, cada vecino, adquirir, trabajar y fomentar costumbres ecológicas en sus viviendas para reducir los costes medio ambientales y económicos a final de cada mes.

Leave a Reply