comunidades@jdvalls.com
93 762 69 99 / 93 762 61 00 (Fax)

Blog de la Comunidad

dónde denunciar malos olores

Dónde denunciar malos olores

Nos gusta abordar en el blog aquellos casos y situaciones que más problemas os pueden causar en vuestra convivencia dentro de la comunidad de vecinos. Y basándonos en las consultas que recibimos a través de la web y en vuestras llamadas telefónicas, lidiar con malos olores es una de esas situaciones molestas que no sabéis como manejar. Dónde denunciar malos olores es una pregunta recurrente que resolvemos a continuación

Dónde denunciar malos olores y cómo

Subrayar que toda persona que se vea perjudicada por un exceso de contaminación ambiental, tiene el total derecho de ejercer la denuncia. No es necesario ser presidente de la comunidad ni nada semejante, tod@s tenemos este derecho.

Los malos olores que son continuos y por tanto pueden ser motivo de denuncia, en el argot legal se combaten a través de una acción de cesación. Su único objetivo es procurar el cese de los mismos, ya sean producidos en zonas compartidas de la comunidad, o en elementos privativos como serían una vivienda o un local. Cuando el descanso y la garantía de unas condiciones tranquilas de los vecinos son perturbadas por acciones molestas (malos olores), es momento de actuar jurídicamente para restablecer los derechos inviolables de todo propietario.

Acometer tal acción permite a todos los vecinos de una comunidad denunciar casos molestos provocados por olores como decimos, pero también por humos, vapores, gases y vahos derivados de lugares como bares, locales de diversa índole, restaurantes, industrias….

Cuando se identifica uno de estos casos y la vía diplomática entre vecinos fracasa, dónde denunciar malos olores presenta estas opciones:

  • Hablar con el presidente de la comunidad para que medie en el asunto y convenza al infractor.
  • Llamar a la policía para que se persone y mida empíricamente si la actividad molesta infringe los estándares que la regulan.
  • Denunciar en el Ayuntamiento con el fin de que el consultorio envíe técnicos que comprueben la situación.
  • Interponer una denuncia por vía penal por delito contra el medio ambiente.
  • Interponer denuncia en un Juzgado de lo civil o administrativo con el fin de que se inicie una comprobación fehaciente y que se cumpla la normativa vigente al respecto.

Verano, calor… Ojo a los malos olores 

En esta época del año, dónde denunciar malos olores es una pregunta que se repite más de lo que creemos. Si se sufre una situación de esta índole en la comunidad de propietarios, es previsible que lo notemos más intensamente que en otras épocas del año. La gente tiende a abrir más las ventanas, “compartiendo” con todos sus buenos o malos olores.

¿Qué podemos hacer? Todo dependerá, como ya hemos comentado en este post anteriormente, si esos malos olores, esta situación es puntual o recurrente. Recurrimos a la Ley de Propiedad Horizontal, a la acción de cesación de actividades molestas, artículo 7.2:

“Al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas”.

Casos de dónde denunciar malos olores

Hay muchos ejemplos, algunos tan singulares y poco ortodoxos que os sorprenderán. Y que pueden incluso derivar en la prohibición de vivir en tu propio domicilio

En el año 2015, la Audiencia Provincial de Pontevedra dictaminó que una mujer debía cesar su alojamiento en su vivienda debido a los malos olores provenientes de su hogar debido a su convivencia con un elevado número de animales (gatos) y la acumulación de desperdicios. La sentencia aseguró que «la actividad se produzca dentro del inmueble, que exceda y perturbe el régimen o estado de hecho usual y corriente en las relaciones sociales, de manera notoria, y que esté suficientemente probada«.

En Italia, en una localidad del noroeste del país, los vecinos se unieron para detener una situación insostenible: el permanente e incisivo olor a fritanga que provenía de una pareja de vecinos. Alegaron «acoso olfativo». Les dieron la razón.

En definitiva, vemos y sabemos que la legislación española nos protege frente a actividades molestas de este tipo. Dónde denunciar malos olores ya no es un problema. Son varias las vías a utilizar por cualquier vecino o propietario para hacer valer sus derechos. Si el infractor no cesa en su actividad, puede ser privado de su derecho a vivir o utilizar la instalación desde donde perpetra la infracción de la que se le acusa hasta dos años.

Leave a Reply